Conociendo a la Vitamina C 31 de Mayo, 2016

La vitamina C es un componente esencial para nuestro cuerpo debido a que desempeña una variedad de funciones en el organismo. Además de fortalecer el sistema inmune, es importante para la formación de tejidos conectivos de los huesos, encías y dientes. Nuestro organismo no es capaz de sintetizar vitamina C, por ello el aporte debe hacerse a través de los alimentos y suplementos.

La vitamina C es una vitamina hidrosoluble por ello se disuelve en el agua y todo lo que no se utilice se elimina a través de la orina. No se puede almacenar en el organismo y, por este motivo, el aporte tiene que ser constante. Esta vitamina se encuentra sobre todo en la glándula pituitaria (hipófisis), en el cerebro, en los glóbulos blancos (leucocitos), en el cristalino, en el hígado y en el bazo.

Normalmente no suele ser necesario iniciar un tratamiento con vitamina C para tratar una carencia, una dieta balanceada puede ser suficiente para cubrir la cantidad diaria recomendada de vitamina C.

Si creías que el limón o la naranja son la fuente de vitamina C más importante, estás equivocado.  Existen otros alimentos con un contenido mucho más alto; por ejemplo la Acerola es la fruta que más vitamina C aporta, 1.700 mg por cada 100 gramos.

 

Aquí te dejamos algunos alimentos con gran contenido de Vitamina C:
 

  • Camu Camu
  • Pimientos
  • Brocoli
  • Kiwi
  • Fresas
  • Zumo de naranja
  • Zumo de limón
  • Papas
  • Leche
  • Carne
  • Vísceras

 

Fuente bibliográfica:

Onmeda 3 de Marzo de 2014: Vitamina C: http://www.onmeda.es/nutrientes/vitamina_c.html