Enseñando buenos hábitos a nuestros pequeños 23 de Septiembre, 2015

Es más sencillo inculcar buenas costumbres que remover las malas y para lograrlo es necesario comenzar a hacerlo desde temprana edad, así el niño en su subconsciente almacena la información y, en principio, de forma automática lleva a cabo los actos. A medida que crece, entenderá las razones de estos y  difícilmente los descartará. Los buenos hábitos a temprana edad afianzan sus buenas rutinas y, con ello los valores de responsabilidad y perseverancia.

Seguir el ejemplo

Los niños, literalmente copian las actitudes que observan en sus padres o familiares. Es decir, repiten las mismas acciones como parte de su desarrollo normal. Por tal motivo es de vital importancia ejercer su comportamiento según lo que desee que él haga; es decir, si pretende que tienda su cama al levantarse, lo ideal es que vea cómo usted tiende la suya.

De menos a más

Comience inculcando los hábitos más comunes y menos difíciles para que luego le enseñe las acciones más complejas. De este modo, saludar, decir gracias, por favor y acostarse temprano pueden ser los primeros, para luego dar paso a los horarios de hacer tarea y cepillarse los dientes antes de dormir, por ejemplo.

Explicaciones lógicas

Si desea que las rutinas y los hábitos se afiancen mejor con el transcurrir del tiempo y tu hijo no las deseche tan fácilmente, dele los motivos de las mismas. ¿Por qué es bueno lavarse las manos antes de comer? Porque de lo contrario podría enfermarse, debido a alguna bacteria. ¿Por qué acostarse temprano en la noche? Porque es necesario que duerma bien para poder ir al colegio con energías. En fin, mientras más razones claras le brindes de los hábitos que le inculcas, más sólidos se tornarán en él.

No desistas

Nadie dijo que es una tarea fácil establecer hábitos y rutinas en su hijo. Sin embargo, no deje de hacerlo hasta lograrlo. Este proceso puede tardarse meses e incluso años, pero es la mejor forma de crear responsabilidad en él. Si siente que no está funcionando, prueba a cambiar tu método o negocien. Por ejemplo, dígale que si no dice ‘buenos días’ o ‘buenas tardes’ al entrar a algún lugar, no verá su programa favorito en la televisión o no le darás su postre preferido por ese día. 

Las claves son la paciencia, la buena comunicación y la comprensión, no olvide que ante todo son niños.

 

Bibliografía

Farmatodo. (Setiembre, 2015) ¿Cómo formar hábitos en los niños? Venezuela: Autor. Recuperado de http://www.farmatodo.com.ve/Default.aspx?tabid=217&ID=1637